como-desmaquillarse

¿Cómo elegir un desmaquillante para el rostro?

Sí eres de las chicas que se preocupan por la piel del rostro y quieres evitar los signos de la edad, elegir el desmaquillante de forma correcta te ayudará a mejorar el cuidado que tu rostro necesita, de otro modo sí descuidas este pequeño detalle podrás fomentar la aparición de arrugas, manchas causadas por una limpieza deficiente en tu rostro.

La piel es un órgano de protección que está expuesto de forma permanente al medio ambiente por lo que recibe y acumula en su superficie grandes cantidades de contaminantes, además del maquillaje que aplicamos y las secreciones que ella misma produce, como por ejemplo el sebo.

Por lo anterior, debemos mantener un hábito de limpieza facial diaria con un desmaquillante para que ayudemos a nuestra piel a realizar sus funciones vitales de manera óptima, pero te preguntarás … ¿cuáles son algunas de estas funciones?

Respiración, regeneración y secreción de sudor y lípidos y, ¿por qué son importantes estas funciones? Primero, porque son funciones de protección para nuestro organismo y; segundo, porque de esta manera luciremos una piel limpia, sana y más joven.

Pero ¿cómo lograr una piel limpia sin dañarla?

En primer lugar debes saber qué biotipo cutáneo tienes para poder elegir los cosméticos adecuados para ti. Aquí te dejo las características de cada biotipo para que identifiques el tuyo:

NORMALGRASAALIPICA (SECA)SENSIBLE
LuminosaExceso de brilloSin brilloEnrojecimiento
Poro imperceptiblePoro dilatadoPoro imperceptibleCalor
RosadaUntuosaÁsperaComezón
SuavePresenta comedonesArrugas a temprana edadCalor
  Descama

Una vez que hayas identificado tu tipo de piel, es momento de elegir tu limpiador de uso diario o desmaquillante. En cosmetología le llamamos “desmaquillante” y, éste puede ser una leche, un gel, un jabón, un shampoo o, la última moda, el agua micelar.

Puedes elegir la forma que mas te agrade; los geles y shampúes brindan mayor frescura a la piel mientras que las leches se sienten mucho más suaves al tacto. Lo importante es que al identificar tu tipo de piel elijas el desmaquillante correcto.

Por ejemplo:

Sí tu biotipo es “graso”, entonces la opción será una limpiadora para piel grasa.

Es muy probable que en este momento pienses que tu piel presenta características de la piel grasa en la zona “T” y características de la piel alípica en los laterales de tu cara; de ser así, entonces elige un desmaquillante para “piel mixta”.

Además, puede ser que tu piel sea normal o grasa o alípica y que tengas las sensaciones de la piel sensible. De ser así, entonces tu piel es “grasa sensible” o “alípica sensible”… En este caso, podrás elegir algún desmaquillante que sea “hipoalergénico”.

Una vez que hayas elegido tu desmaquillante, es de vital importancia, iniciar la mañana con tu rutina de limpieza facial y repetirla antes de ir a dormir.

¿Cómo aplicar el desmaquillante en el rostro?

Es muy sencillo realizar una limpieza facial correctamente, hazlo en estos pasos:

  1. Toma un poco de producto en tu mano
  2. Aplícalo en el cuello y rostro en pequeños puntitos
  3. Realiza círculos empezando por el cuello y hacia arriba hasta llegar a la frente
  4. Enjuaga con abundante agua

Repite estos pasos mañana y noche y luce una piel limpia y espectacular, más adelante te escribiré acerca de cómo humectar tu piel en otra entrega de este blog de belleza.

¿Te gustó?

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email

Recibe tips de belleza y fechas para nuestros próximos eventos

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Pre-regístrate y aparta tu lugar

Abrir chat
1
Hola 👋,
¿En qué podemos ayudarte?